Thursday, October 4, 2012

CORRESPONDENCIA MILITAR

Al:  General Rangel Silva:

De: General Guacaipuro Lameda Montero

Aun cuando Usted se ha mostrado incapaz de respetar el grado que ostenta, le daré trato de General porque esa investidura merece el respeto institucional que le confiere la legislación vigente. Mi respeto es para su condición de GENERAL, más no para su persona….

Hecha esta salvedad, le hago ver que nuestra sociedad está frente a dos posibles escenarios:

El primero; es el que usted se imagina y yo no creo que ocurra: Que su candidato resulte reelecto el próximo domingo 07 de octubre. Para que eso suceda sería necesario la ocurrencia de algún artilugio con el cual Usted, seguramente, se regodea para hacerlo realidad..... Esto no es una especulación mía, Usted tiene tiempo dándole fundamento con su permanente intervención en política, aún cuan eso no corresponde a la investidura de General. Este es el escenario deseado por Usted. Es el que mantiene el "status quo" que  a usted y a sus compinches les agrada y les permite mancillar la dignidad militar, colocándose del lado de una parcialidad política para favorecerla, en desmedro de los principios del ejercicio de la democracia. Afortunadamente, el pueblo venezolano le pondrá punto final a esta aberración que ustedes han erigido.

El segundo; es el triunfo de Henrique Capriles Radonsky, quien a partir de su juramentación como Presidente de la República, el próximo mes de enero, ejercerá como el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. A partir de ese momento Usted y todos los militares es situación de actividad están en la obligación de atender el mandato de obediencia, subordinación y disciplina establecido en el artículo 328 de la constitución vigente, el cual me siento obligado a transcribirle ya que Usted con sus actuaciones y sus expresiones demuestra desconocerlo (Le remarco cosas que Usted violenta cotidianamente y le subrrayo una a la que tendrá que someterse):

Artículo 328.  La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y con la ley.              En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna.
Sus pilares fundamentales son la disciplina, la obediencia y la subordinación.

La Fuerza Armada Nacional está integrada por el Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional, que funcionan de manera integral dentro del marco de su competencia para el cumplimiento de su misión, con un régimen de seguridad social integral propio, según lo establezca su respectiva ley orgánica.

General Rangel, a partir de Enero, Henrique Capriles será su Comandante, le guste o no le guste. Es a él a quien corresponde el mando en Jefe de la Fuerza Armada Nacional y a Usted le corresponde obedecerle so pena de falta grave o delito, eso fue lo que le enseñamos a Usted en la casa de los sueños azules en sus tiempos de juventud.

El tiempo ha cambiado, ya no somos muchachos pero la institución, muy a pesar de ustedes, conserva sus principios y se avizoran tiempos en que habrá quien haga respetarlos. Anunciado el resultado que confirma este escenario a Usted le quedan varias opciones; UNA, continuar en situación de actividad y someterse al mandato constitucional bajo el mando del nuevo comandante en Jefe; OTRA, solicitar su pase a la situación de retiro y dedicarse a otra actividad, lo cual puede incluir el ejercicio en la política; no lo paseo por otras opciones ya que, las que se me ocurren, las considero fuera del marco legal y espero que no las acaricie. Ya veremos que hará Usted y que se le permitirá que haga.

Finalmente, le confieso que me queda una duda que no he despejado todavía. Está relacionada con la del Grado Militar que ostenta el actual Presidente, a quien veo ejercer como militar activo, vistiendo el uniforme, las insignias y todos los símbolos que legitiman la situación de actividad. Mi duda tiene que ver con su futura situación: ¿Será que es necesario que el nuevo Comandante en Jefe lo pase a la situación de retiro? De no hacerlo y mantenerse en situación de actividad: ¿Deberá someterse al mandato constitucional del artículo 328, y actuar como subalterno obediente de su nuevo Comandante en Jefe? Eso se le dejo para que lo piense, ya veremos que ocurre.

Entre tanto, no importa lo que Usted y sus compinches hagan o piensen hacer, el pueblo venezolano, con sobrada fuerza, ha dicho en la calle que HAY UN CAMINO…..

No comments:

Post a Comment

Post a Comment